El abonado, en su concepción tradicional, es una práctica de cultivo que tiene por objeto:

Restituir al suelo los nutrientes que la planta extrae y/o

Enriquecer este cuando la concentración en uno o varios elementos  es insuficiente como para asegurar la correcta alimentación del cultivo.

Los diferentes elementos nutritivos necesarios para el desarrollo de las plantas se pueden englobar en tres grupos:

Meganutrientes: [carbono (C), oxígeno (O) e hidrógeno (H)]: nutrientes que en la fotosíntesis de las plantas fijan a partir del agua que extraen del suelo y del CO2 atmosférico. Constituyen el 95% del peso de la planta.

Macronutrientes: Nitrógeno (N), Fosforo (P), Potasio (K) Magnesio (Mg), Calcio (Ca), Azufre (S)

Micronutrientes: hierro (Fe), Manganeso (Mn), Cinc (Zn), Cobre (Cu), Boro (B), Molibdeno (Mo).

Los macro y los micronutrientes son extraídos del suelo por las plantas. La única diferencia entre ellos es que los primeros se encuentran en la planta en concentraciones de 10 a 5000 veces superiores a la de los micronutrientes, pero ambos se consideran esenciales para el crecimiento de las plantas y esta esencialidad se basa en que la planta no puede completar su ciclo vital sin ellos, y cada elemento cumple una función determinada en la planta sin que otro elemento pueda cumplir dicha función. El conjunto de macro y micronutrientes llega a constituir solamente el 5% del peso seco de la planta.

(Bibliografía: cultivo del olivo con riego localizado: Miguel muñoz-cobo)

Pagina en construcción perdonen las molestias 

   
Copyright © 2018 foro del olivar. Todos los derechos reservados.
Joomla! es un software libre publicado bajo la Licencia Pública General GNU.